Boletín de la reunion nº 3800

Volver

Mi�rcoles 18 de mayo de 2011

 

A�O XLVIII N� 2230

La reuni�n de hoy������������������ 3800

Asistencia total � � � � � � � � � � � � � � � � � 74

Socios del Club � � � � � � � � � � � � � � � � � 67

Socios Honorarios � � � � � � � � � � � � � � � �1

Invitados por el club � � � � � � � � � � � � � 2

Representando otros clubes � � � � � � �1

Invitados de Socios � � � � � � � � � � � � � � 3

 

Programa

  • Izamiento de banderas
  • Informe de secretar�a
  • Disertaci�n a cargo del Arq. Juan Sol�s sobre �En busca de una arquitectura identificable�
  • Cumplea�os.

 

Izamiento de banderas

  • Argentina: Arq. Juan Sol�s
  • Rotaria: Miguel Barbero

 

Informe de secretar�a

Hoy tenemos el placer de recibir en nuestra tribuna al Arq. Juan Sol�s

 

Representando a otros clubes: Astrid Hummel, de R.C.R. Nuevo Siglo

 

Invitado por

Ram�n Sisti: su esposa Alicia y la Sra. Mar�a Eugenia Bernal de Sol�s

Jorge Gregoret: el Sr. Manuel Onega

 

Noticias de nuestros socios

  • El d�a 15 de mayo naci� Manuel Isidro D�az Hermelo, d�cimo primer nieto de Marcela y Marcelo Martin y 4� nieto de Marta y Horacio D�az Hermelo. Felicitaciones.
  • Hoy, mi�rcoles 18 de mayo, naci� Franco, 2� nieto de M�nica y Jos� Luis Locascio. Felicitaciones.
  • Nuestro consocio Rogelio Boggino ha sido designado Secretario de la Editorial Rotaria Argentina.

 

III Conferencia de Distrito 4940

 

Por pedido de nuestro Gobernador Juan Antonio Bruguera, informamos que los d�as 3 y 4 de junio, se realizar� la 3� Conferencia de Distrito 4940, en la Bolsa de Comercio de Rosario.

 

La misma, dar� comienzo el d�a 3, a partir de las 16 horas. Quedan todos invitados a participar.

 

Durante el d�a s�bado 4 de junio, habr� un almuerzo y el costo de la tarjeta es de $ 70.-. Por la noche, se celebrar� la Cena de Gala y clausura de la Conferencia, la que se llevar� a cabo en el Hotel Plaza Real y el costo de la tarjeta es de $ 190.-

 

Por favor todos los interesados en participar del almuerzo o la cena, comun�quense con nuestra secretar�a, a los fines de poder pasar esa informaci�n a los organizadores.

 

Comit� de Servicio a la Comunidad

Gracias al aporte de uno de nuestros asociados hemos entregado una importante cantidad de pa�ales�al Hogar de Ancianos Bautistas,�ubicado en calle Juan Jos� Paso�8440, de�nuestra ciudad. Tambi�n agradecemos a Leonardo Lerda, por su gesti�n en la empresa Proviser, quien nos entreg� los mismos a precio de costo.

 

Invitaci�n R.C. de San Nicol�s

 

Reiteramos que el d�a 10 de junio, nuestro club ahijado, celebra su 75� Aniversario, en el Restaurante La Reja del Sol, de la ciudad de San Nicol�s. Quienes deseen asistir comunicarse con nuestra secretar�a.

 

 

Pr�xima reuni�n

Mi�rcoles 1� de junio, a las 12:30 hs., en el sal�n Carlos Pellegrini del Jockey Club de Rosario, oportunidad en la que disertar� el Ing. Trist�n Briano sobre �La industria azucarera argentina y los biocombustibles�

 

 

Informe de la Fundaci�n Rotaria de Rosario por Gustavo Pugliese

 

Informamos lo actuado por el Consejo de Administraci�n de la Fundaci�n Rotaria de Rosario que ha tenido que tomar algunas decisiones no deseadas por seguir en vigencia el grave problema� planteado en reiteradas� oportunidades a los clubes Rotarios cuyos miembros son socios de esta Fundaci�n. El problema es financiero, de estar al l�mite todos los meses con el pago de las deudas, sueldo y gastos de la Fundaci�n y por ello no poder cumplir con los objetivos conocidos del Estatuto de la Fundaci�n Rotaria de Rosario que se enuncian en el Art. 2�.- �Objeto y actividades: La Fundaci�n Rotaria de Rosario est� desprovista de y todo af�n de lucro o utilitario, pues se constituye para fines de obra social y educativa as� como para llevar adelante actividades de servicio a la comunidad en todos los �rdenes, en particular a favor de los j�venes, los ni�os, los ancianos, los minusv�lidos; fomentarla instalaci�n de campamentos juveniles y/u otras actividades que el Consejo de Administraci�n oportunamente establezca con el mismo objeto, teniendo en cuenta en todo su accionar los objetivos rotarios de est�mulo, fomento del conocimiento, la amistad como ocasi�n de servir, la buena fe en las relaciones humanas, el aprecio y la dignificaci�n de toda ocupaci�n �til�.

 

Este escenario negativo se agrava por lo siguiente:

1.�������� Lo recaudado alcanza con limitaciones cada vez mayores, para el pago de sueldos y gastos del predio de Ibarlucea.

2.�������� El cobro de las cuotas societarias cada d�a que pasa es m�s� complicado y con algunos clubes imposible. Hay siete clubes que este a�o no pagaron ninguna cuota pese a las reiteradas solicitudes de pago hechas por correo electr�nico. (Centenario, Etchesortu, Nuevas Generaciones, Parque, R�o Paran�, Saladillo y Sarmiento deben 10 (diez) meses.

3.�������� Tratado el problema con el se�or Gobernador del Distrito Juan Antonio Bruggera nos dice que es muy dif�cil que paguen por que tambi�n deben otras obligaciones Rotarias.

4.�������� La solicitud de ideas o de aportes econ�micos hecha por el Consejo de Administraci�n a los socios para tratar de solucionar el dilema, hasta ahora en el corriente a�o Rotario, fue casi nula. Solo recibimos el aporte del Amigo Enrique Ferrari que saldo el pago anual del seguro del Campamento.

5.�������� Adem�s de no cumplirse con el objetivo mencionado, el predio apenas es utilizado por los clubes Rotarios. Este a�o a los clubes no se les cobra a partir de enero por la utilizaci�n del predio y pese a eso solo dos clubes lo han usado.

6.�������� Adem�s el Consejo decidi� no aumentar la cuota societaria para no crearles problemas financieros a los Clubes Rotarios y m�s gastos a los socios. Recordamos que la cuota es de cinco pesos por mes.

 

Ante lo expuesto y de acuerdo a lo establecido en el Estatuto de la Fundaci�n que dice Art. 3�.- �Facultades: Para el debido cumplimiento de su objeto y fines, la Fundaci�n podr� contraer obligaciones, comprar, vender, recibir en pago, aceptar donaciones y legados de personas f�sicas y/o jur�dicas y/o fundaciones y/o asociaciones no gubernamentales y/o del gobierno nacional, provincial, municipal y/o comunales y/o entidades del pa�s y del extranjero con o sin cargo, permutar, usufructuar, hipotecar o gravar en cualquier forma, dar o tomar en arrendamiento, usufructo o anticresis, toda clase de bienes muebles o inmuebles, levantar edificios y construcciones de todo g�nero, instalar campamentos, solicitar privilegios y concesiones a los gobiernos nacionales, provinciales, municipales y/o comunales o autoridades o instituciones del pa�s, a los efectos de facilitar, ayudar, proteger a cualesquiera de los fines de la instituci�n. Podr� coordinar sus actividades con otras entidades, asociaciones, fundaciones, personas jur�dicas, asociaciones no gubernamentales, gobiernos nacionales, provinciales, municipales o comunales del pa�s o del extranjero para el mejor cumplimiento de sus fines. Los intereses y excedentes que eventualmente resultaren de sus actividades deber�n ser destinados �ntegramente a los fines que constituyen su objeto, ya que resulta de la esencia de la Fundaci�n estar desprovista de todo fin de lucro. La especificaci�n que antecede es meramente enunciativa, por lo que la Fundaci�n puede celebrar en general, por intermedio de sus representantes legales o mandatarios todos los actos y controles l�citos que se relacionen con su objeto, fines y naturaleza�.

 

El Consejo resuelve poner en alquiler el Campamento de Ibarlucea y de esta manera evitarles gastos a los Clubes y cumplir con el Objeto arriba mencionado.

 

Si alg�n socio esta dispuesto a colaborar� con ideas o con aportes de dinero por favor hacerlo conocer por escrito al Consejo para que este lo trate en sus reuniones.

 

Como siempre a disposici�n de todos los socios, con amplio esp�ritu Rotario.� Muchas gracias.

 

Presentaci�n del disertante por Ram�n Sisti

 

Me toca a m� presentar al disertante del d�a de hoy, al Arq. Juan Sol�s.

 

Ayer habl�bamos, haciendo una relaci�n entre lo que es la gran ciudad y lo que es la vida de los pueblos, y Juan dec�a que en Rosario de la Frontera todav�a el vecino lo mira a uno a los ojos cuando lo saluda. Eso es muy importante en las sensaciones y en las experiencias que se viven en los pueblos, ese tema de la amistad.

 

Ese tema de la amistad lo vuelvo a tomar porque con Juan somos amigos desde la infancia. Por esa amistad, puedo decirles a ustedes, que Juan y su mujer han viajado 1000 kil�metros, por la ruta 34 (que est� en muy malas condiciones) y volver�n a hacer otros 1000 kil�metros, para hablar solamente 20 minutos con nosotros.

Voy a presentar a mi amigo del alma, Juan Sol�s. Para terminar les digo �soy de Salta y hago falta��

 

S�ntesis de la charla

 

Me recib� de arquitecto en 1963 en Rosario y decid� trabajar en mi pueblo, Rosario de la Frontera, provincia de Salta. All�, con el apoyo de mi gente y la euforia del crecimiento urbano pude desarrollar mi profesi�n hasta el d�a de hoy.

 

Considero que una obra puede ubicarse en distintos niveles. El primer nivel es aquel que se refiere a la calidad de la Construcci�n. Eso involucra buenos materiales y excelente ejecuci�n. El segundo nivel, que contiene al primero, es cuando se alcanza un correcto Dise�o. Esto involucra satisfacer todas las necesidades que se plantearon al encarar el trabajo y lograr un funcionamiento perfecto.

 

Para lograr el tercer nivel es decir para que una obra sea considerada� Arquitectura,� aparte de satisfacer requerimientos de buena ejecuci�n y excelente funcionamiento, debe trasmitir la intencionalidad del autor de realizar un aporte, ya sea en lo espacial, lo formal, o en la manera de utilizar los materiales. Lo que prima es la intencionalidad, la actitud del autor, ubicarse en la postura creativa.

 

El cuarto nivel, el m�s alto, una meta lejana, quiz�s inalcanzable, la Obra de Arte. Producir una emoci�n, un impacto en los sentidos y en el esp�ritu de una persona que entra en contacto con la obra es sumamente dif�cil, pero creo que todos los arquitectos aspiramos a eso. Con este planteo creo dar por cerrada la discusi�n si la arquitectura es arte o no, porque simplemente la pongo en el camino de serlo.

 

Es indudable que la arquitectura se encuentra en inferioridad de condiciones con respecto a otras manifestaciones humanas, como la pintura o la escultura, que no deben satisfacer tantos requerimientos.

 

Yendo al tema que nos re�ne, fue siempre mi preocupaci�n que las regiones o los pa�ses logren arquitecturas identificables o reconocibles. El camino que propongo es el del conocimiento de lo que se hace a mi alrededor. Hace muchos a�os escrib� un art�culo en la revista La Gaceta del Centro de Arquitectos de Rosario que denomin� �Nuestro vecino, ese desconocido� donde manifestaba mi preocupaci�n por la ignorancia que tenemos los arquitectos sobre los trabajos que realizan los colegas de la regi�n.

 

Una aut�ntica educaci�n permanente es conocer la obra de los que se est�n desenvolviendo en un medio que es el m�o.

 

Conocer sus respuestas y si estas se ajustan a las necesidades de su gente que son mi gente. No digo encerrarnos y no ver lo que se hace en otras partes, pero si digo: No mirar lejos antes de ver cerca.

 

Debemos empezar a conocernos y comprendernos. Esto nos dar� seguridad y fortalecer� nuestro �mpetu creador.

Discutir propuestas, hacer reuniones de an�lisis y cr�ticas de proyectos, opinar serenamente sobre obras realizadas por los participantes, trabajar en grupo son pr�cticas enriquecedoras y estimulantes que pueden dar nacimiento a realizaciones identificables.

 

No estoy de acuerdo con fijar normas en cuanto a formas determinadas. La expresi�n debe surgir espont�neamente y con un sentido de contemporaneidad.

 

Los arquitectos tenemos no solo el derecho sino la obligaci�n de expresar y dejar registro de la �poca que nos toc� vivir.

 

Ser contempor�neo no significa estar a la moda sino aprehender la realidad y tratar de expresarla.

 

En resumen, conocimiento de la regi�n y de su gente, profundizaci�n en las posibilidades t�cnicas, contacto permanente con los colegas vecinos para conocer lo que hacen, respeto por el hoy y una dosis de aporte creador puede conducirnos a alcanzar una arquitectura identificable.

 

Cumplea�os por Juan Carlos Zuliani

 

En este mes cumplen a�os: el 1�. Carlos Rubio; el 2, Emilio Cepero; el 11, Osvaldo Canton; el 14, Rub�n Acosta y Alberto Grimaldi; el 18, Antonio Chiesa; el 22 Guillermo Enz y Avelino M�ndez; el 24, Osvaldo Bossicovich; y el 25, Angel Girardi. En el sorteo fueron favorecidos: Rub�n Acosta y Emilio Cepero

Finalmente entonaron el Feliz Cumplea�os Rotario.

 

Despedida por nuestro Presidente

 

Vamos a cerrar nuestra reuni�n de hoy. Hemos escuchado a Juan Sol�s, quien nos habl� de los distintos niveles de una obra de arquitectura; la calidad y construcci�n con buenos materiales de ejecuci�n; el correcto dise�o para satisfacer las necesidades planteadas en el trabajo y asegurar el correcto funcionamiento. De ese nivel est� relacionada la arquitectura y es donde el autor debe aportar sus conocimientos, ideas, actitudes y demostrar su postura creativa.

 

El cuarto nivel es quiz�s el m�s inalcanzable, donde se debe procurar la emoci�n y el impacto de una persona que entra en contacto con la obra. Juan Sol�s le da una importancia al conocimiento de lo que se hace a su alrededor, los trabajos que realizan los colegas de la regi�n, sin dejar de ver, por supuesto, lo que se hace en otras partes; manifestando que no hay que mirar lejos sin antes ver de cerca.

 

Los arquitectos tienen la obligaci�n de expresar y dejar registro de la �poca en la que les toc� vivir. Ser contempor�neos no significa estar a la moda sino aprender la realidad y tratar de expresarla.

 

Adem�s todo esto ha sido una disertaci�n con el carisma de un salte�o y eso nos ha hecho sentir muy bien. Le vamos a hacer entrega de un certificado que acredita su paso por nuestro Club, un presente y un libro de las Batallas del Gral. San Mart�n.

 

Agradecemos la presencia de todos los que nos acompa�an y los invitamos para el pr�ximo mi�rcoles 1� de junio, a las 12:30 hs..

 

Las opiniones de los disertantes son personales y no implican responsabilidad del Rotary Club de Rosario.