Boletín de la reunion nº 3795

Volver

Mi�rcoles 6 de abril de 2011

A�O XLVII N� 2225 La reuni�n de hoy������������������ 3795 Asistencia total����������������������������� 68 Socios del Club � � � � � � � � � � � � � � �65 Invitados por el club � � � � � � � � � � �2 Invitado de socio � � � � � � � � � � � � � �1 Programa

  • Izamiento de banderas
  • Informe de secretar�a
  • Disertaci�n a cargo del Profesor Mario M. Romero sobre �El rol de la Escuela en el conocimiento de la sexualidad humana�

Izamiento de banderas

  • Argentina: Prof. Mario Romero
  • Rotaria: Egon Meyer Mast

Informe de secretar�a Hoy tenemos el placer de recibir en nuestra tribuna al Prof. Mario Romero. Invitado por Ram�n Sisti, el Prof. Ferm�n Pe�a. Noticias de nuestros socios

  • En el diario La Capital, del d�a 5 de abril, en la secci�n Cartas a los lectores, se public� un art�culo de Alberto Natale titulado �Historia del Museo Est�vez�. Y en el mismo matutino, el d�a 6 de abril, en la secci�n Opini�n, Angel Girardi public� �Por el extermino del mosquito�
  • El Museo Hist�rico Provincial de Rosario, �Dr. Julio Marc�, el Circulo Numism�tico de Rosario y�la Asociaci�n Amigos del Museo Hist�rico, nos invitan a la conferencia de nuestro consocio Fernando Chao (h) sobre �La Mentira en la Medalla y la Historia�, con motivo de celebrarse el d�a de la Numism�tica Argentina. Se realizara el mi�rcoles 13 de abril, a las 18,45 hs., en el� Sal�n �Domingo Minetti�- Av. Del Museo s/n�- Parque de la Independencia.
  • Anoche disert� en el R.C.R. Sud, Gustavo Pugliese sobre �La gesta de Malvinas.

Gobernador Nominado 2013/2014 El Gobernador de Distrito, Juan Antonio Bruguera, nos hace saber que en forma un�nime se ha resuelto proponer al Distrito la nominaci�n del rotario Carlos �ngel Prestipino, del Rotary Club Rosario Plaza de la Bandera, como Gobernador para el periodo 2013/2014 del Distrito 4940. P�gina Web Recordamos a todos los socios que deseen participar en nuestra p�gina web, que se comuniquen con nuestra secretar�a. Pr�xima reuni�n Mi�rcoles 13 de abril, a las 12:30 hs., en el sal�n Carlos Pellegrini del Jockey Club de Rosario, oportunidad en la que disertar� Presentaci�n del disertante por Ram�n Sisti Me toca presentar a Mario Romero. Es un amigo desde hace mucho y tambi�n hemos transcurrido mucho tiempo tomando vinos juntos� Mario es profesor en Ciencias Biol�gicas y adem�s Licenciado en Gesti�n Educativa. Fundamentalmente es Maestro Normal, t�tulo que le dio habilidades y capacidades para encarar el proceso educativo con profunda vocaci�n, como eran los maestros de antes, yo tambi�n soy maestro y me siento orgulloso de serlo, porque nosotros no somos profesores como son ahora en la ense�anza primaria, simplemente maestros. El tema a abordar es conflictivo si no se lo sabe tratar, pero Mario tiene una vasta experiencia en el Instituto Polit�cnico Superior. Sobre esa experiencia es sobre lo que nos va a hablar. Palabras del disertante Me siento honrado de haber sido invitado a contarles una experiencia y venir nuevamente a esta reuni�n de amigos. El t�tulo que le hemos dado con Ram�n a la charla es �El rol de la escuela en el conocimiento de la sexualidad humana�. Les quiero contar que en el a�o 1971, en el Instituto Polit�cnico Superior de la Universidad Nacional de Rosario, implementamos un programa de educaci�n sexual, a pedido de las entonces autoridades. Hoy est� presente aqu� un alumno que form� parte de ese programa y seguramente algunos padres o abuelos de alumnos del Polit�cnico. Es importante marcar el contexto de esta escuela, es de la Universidad, es p�blica, laica, donde asisten alumnos de distintos credos religiosos, alumnos agn�sticos y ateos; con lo cual, cuando tratamos problem�ticas donde tienen que ver aspectos �ticos, tenemos que respetar la opini�n que la familia tiene. En este contexto tambi�n tenemos que se�alar que el Polit�cnico no es hoy lo que era 40 a�os atr�s, por suerte, porque el mundo ha cambiado, han cambiado los alumnos, ha cambiado la sociedad, por lo tanto tambi�n ha cambiado la escuela toda, no solamente el Polit�cnico. Me voy a referir a ese Polit�cnico, donde ten�amos en aquel momento alumnos que a los docentes nos correg�an. Una vez estaba explicando la fecundaci�n humana, en 3� a�o, chicos de 15 a�os, y dije ��el espermatozoide llega al �vulo, lo fecunda y la cola queda afuera, entonces se forma�.�, y levanta la mano un alumno y dice ��profesor, la cola tambi�n entra��; pens� para m� que ese chico estaba equivocado, pero en lugar de decirle que estaba equivocado le pregunt� c�mo lo sab�a, d�nde lo hab�a le�do�, me dijo: --� mi pap� acaba de venir de un congreso de reproducci�n humana en Par�s y escuch� que se lo comentaba a mi mam��, el chico era Turner, hijo del matrimonio Turner, especialistas en fertilidad humana, le dije �� decile a tu pap� que te haga una s�ntesis, que te lo explique y vos la pr�xima clase nos das una explicaci�n a todos�, efectivamente, a la semana siguiente, el chico vino, yo me sent� en el fondo del aula, tom� nota y el chico nos explic� la raz�n por la cual la cola tambi�n entra, eso lo aprend� de un alumno. Ese es el contexto de los alumnos que ten�amos en su momento en el Polit�cnico. En la actualidad la Organizaci�n Mundial de la Salud, define como sexualidad humana: �Un aspecto central del ser humano presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de g�nero, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducci�n y la orientaci�n sexual. Se vive y se expresa a trav�s de pensamientos, fantas�as, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, pr�cticas, papeles y relaciones interpersonales. La sexualidad puede incluir todas estas dimensiones, no obstante, no todas ellas se vivencian o se expresan siempre. La sexualidad est� influida por la interacci�n de factores biol�gicos, psicol�gicos, sociales, econ�micos, pol�ticos, culturales, �ticos, legales, hist�ricos, religiosos y espirituales�. Fijense que cuando uno habla de la sexualidad humana o de la educaci�n sexual, no se est� refiriendo a lo que es el acto sexual en s�, sino que se refiere a toda una problem�tica integral. En la actualidad la Ley Nacional que impone en las escuelas la educaci�n sexual integral, contempla este aspecto, lo que pasa es que a�n no se ha concretado en el aula, estamos en el proceso en el cual se est�n formando los docentes. Nosotros en el Polit�cnico, hace 40 a�os, que iniciamos este programa. Les cuento como en el Polit�cnico abordamos esta tem�tica. Para que se terminen los prejuicios, por ah� uno escucha que dicen �la educaci�n sexual es patrimonio de la familia�, claro, cuando la sexualidad constitu�a un manual de opiniones, pero hoy la sexualidad es una pr�ctica cient�fica. La sexualidad se plantea desde el conocimiento cient�fico, no es algo que se me ocurre y del cual yo puedo opinar si me gusta o no me gusta, es como cualquier conocimiento; no podr�a esta en contra del �tomo, el �tomo es una realidad, es una hip�tesis planteada que tiene su demostraci�n y mientras no haya nada que se le oponga sigue manteni�ndose la teor�a acerca del �tomo. Lo mismo pasa con la sexualidad humana, es decir, desde hace 40, 50 a�os atr�s, la ciencia ha avanzado. La medicina est� incursionando en el campo de la sexualidad, hay m�dicos sex�logos; la psicolog�a tambi�n est� incursionando en el campo de la sexualidad desde el punto de vista psicol�gico. Tenemos el punto de vista m�dico o biol�gico, psicol�gico y faltar�a ver desde el punto de vista social. Desde el punto de vista social los distintos actores que intervienen en la educaci�n tienen la responsabilidad de asumirla, fundamentalmente, la escuela; los educadores somos los que tenemos que asumir esta responsabilidad, pero no es f�cil. En 40 a�os en el Polit�cnico, no hemos logrado criterios un�vocos por parte de los docentes, ni todos los docentes tienen el mismo comportamiento o las mismas actitudes frente a las problem�ticas que plantean los alumnos. Tenemos pel�culas acerca de los sistemas reproductores masculinos y femeninos; acerca de los cambios que sufre una ni�a para transformarse en mujer: un var�n para transformarse en hombre; que muestran la anticoncepci�n, pero que tambi�n muestra como primer m�todo anticonceptivo el natural (el m�todo de ritmo); pel�culas que van mostrando desde la infancia como los chicos se van comportando frente a la problem�tica de g�nero frente a su propio cuerpo; y una serie de transparencias. Les presentamos a los alumnos en aquel momento la curva de la vida; le decimos las edades biol�gicas del hombre, desde que nace hasta que muere; y es una curva, no es una l�nea recta porque el hombre cambia desde su nacimiento hasta su muerte. En esa curva tenemos una etapa de crecimiento que abarca las de la infancia, ni�ez, adolescencia y juventud. Una etapa de equilibrio (donde est� la juventud y la madurez); la adultez y la senectud est�n en la etapa de declinaci�n; hasta que llega el momento de la muerte. El tema es que a veces en la escuela no se trata y que realmente es un tema que tiene que tocarse. Desde el punto de vista gen�tico, la vida humana no comienza con el nacimiento, comienza con la concepci�n, desde el momento mismo en que se concibe. �Y �sa concepci�n a cargo de qui�n est�?, a cargo de un �vulo y un espermatozoide, de un pap� y una mam�. Indudablemente que no puede reemplazarse, tiene que existir un �vulo y un espermatozoide. Por eso la concepci�n tiene una etapa previa que es la de la formaci�n de la pareja de ambos progenitores. Y arrancamos de ah�, de la higiene preconcepcional. �Cu�l es la edad propicia para la procreaci�n y cu�les son los factores que inciden negativamente o que pueden producir patolog�as? Eso tiene que ver con la gen�tica. Tambi�n se habla de que los progenitores tienen que planificar sus hijos, el hijo debe ser deseado, esperado, querido, esta es la higiene preconcepcional. En la medida en que esto ocurra vamos a evitar ese flagelo que es el aborto. Tambi�n sale a relucir el tema del aborto. Cuando nosotros hablamos de la concepci�n, la fecundaci�n, aparece tambi�n la manera de evitar la concepci�n, es la anticoncepci�n; aparecen los anticonceptivos y los alumnos van trabajando los diferentes m�todos anticonceptivos. Aparece la concepci�n, la gestaci�n, el embarazo y el parto. Analizamos la gestaci�n, las caracter�sticas de la gestaci�n y ah� vemos que durante la gestaci�n se forma un macho y una hembra, un var�n y una mujer, que tienen un basamento gen�tico en cuanto a� los cromosomas, pero que tambi�n en ese dimorfismo no solamente hay una diferenciaci�n entre test�culos y ovarios sino que tambi�n ese dimorfismo se da a nivel cerebral. Ese dimorfismo se da a las seis semanas del embarazo, en el caso del var�n, y a las doce semanas en el caso de la mujer. Cuando ese dimorfismo se da, es por la presencia de las hormonas masculinas, de la testosterona. A gran concentraci�n de testosterona, a nivel de c�lulas diferenciadas e hipotal�mico, se va a formar un var�n; a las doce semanas, si la concentraci�n es baja, se va a formar ovario y un hipot�lamo que va a recibir la informaci�n femenina. En el momento del parto y el nacimiento del ni�o, durante la primera semana, se produce una reafirmaci�n de este dimorfismo; luego esto termina en la pubertad y en la adolescencia. �Qu� puede ocurrir? Por distintos tumores embrionarios puede ocurrir que ese dimorfisbio se de en la formaci�n de test�culos, porque hay cromosomas X Y, pero que a nivel hipotal�mico se forma una mujer. Entonces nace un ser humano que tiene �rganos genitales masculinos (test�culos, pene, pr�stata, etc.) pero a nivel hipotal�mico siente y piensa como mujer. Esto hace 40 a�os atr�s no se sab�a, con los cual hoy son los transexuales. Cuando aparecen por televisi�n los transexuales, no son degenerados que quieren cambiarse de sexo, son personas que tienen una sexualidad cerebral distinta a la sexualidad genital y que justamente quieren cambiar esa patolog�a. Los alumnos han trabajado la higiene preconcepcional, la concepci�n, la anticoncepci�n, la gestaci�n, el embarazo y el parto. Desde la escuela nosotros aportamos material f�lmico y desde el hogar con la consulta con los padres. Este es el disparador, los temas que se desarrollan en clase son los que van a generar las preguntas de los propios alumnos; a medida que ellos hacen preguntas en el aula, las vamos anotando en la pizarra y a partir de ah� surge un cuestionario que tiene que ser contestado por los padres, por el psic�logo de la familia, por el m�dico, por el pastor (si la familia practica una religi�n), para que desde todas las dimensionas el alumno vuelva al aula a la clase siguiente y ponga en acci�n lo que han opinado todos. Nosotros dejamos abierta esa puerta para que la opini�n no sea sola la del docente, porque de lo contrario ser�a una manera de inculcar en los alumnos una determinada orientaci�n; lo que el docente se reserva es el conocimiento cient�fico que est� reconocido por los m�dicos sex�logos, los psic�logos sex�logos y por los educadores en sexolog�a. Nosotros tomamos la materia biolog�a porque era la que m�s se asemejaba con la problem�tica sexual. En realidad cuando nosotros decimos que la problem�tica sexual es un tema transversal (como la contaminaci�n del ambiente, etc.) no todos est�n de acuerdo, sobre todo desde que la sexualidad humana a pasado a constituir una pr�ctica cient�fica; est� reservada a los m�dicos sex�logos, a los psic�logos sex�logos y a los educadores capacitados en educaci�n sexual. Este m�todo de intercambio de los alumnos con los padres, con los especialistas, vuelve al aula, trae la informaci�n y ah� se enriquecen con las grandes discusiones que se originan con alumnos que pertenecen a distintos credos religiosos y los que no pertenecen a ninguno e inclusive las contradicciones entre los credos religiosos, porque cuando los adolescentes los abordan, los consultan muchas veces las respuestas que ellos dan, que pueden ser basadas en la concepci�n de la propia iglesia, es como que los desborda, como que los supera y tienen que tratar de dar una respuesta en la cual el chico tampoco se vaya disconforme por cuanto esto es un factor de alejamiento y no de acercamiento hacia su iglesia. De esa apuesta en com�n surgen las conclusiones. Muchas veces cuando les pregunto quienes consultaron a los padres sobre el tema de la anticoncepci�n, de 35 alumnos levantan la mano 2 y al resto les da verg�enza o en la casa el tema no se habla. Ahora los padres siempre prestaron su t�cito consentimiento porque lo importante de la sexualidad humana forme parte del dise�o curricular de la escuela, que los padres sepan que cuando el chico va a la escuela, as� como tiene un contenido de historia, de matem�tica y de f�sica, tiene este contenido en biolog�a que aborda la sexualidad humana, que no se sienta sorprendido. Justamente lo que hemos recibido de los padres es: apoyo t�cito y agradecimiento. Desde el nacimiento hacia delante abord�bamos nosotros la infancia, con sus distintas etapas, que desde el psicoan�lisis aborda Fre�d, y trabaj�bamos un material de una revista que se llama Las Edades Biol�gicas del Hombre. De ah� �bamos viendo el comportamiento sexual y las caracter�sticas de todas las etapas de la vida hasta llegar a la senectud. Todo esto se hac�a siempre con trabajo de campo, el alumno iba en busca de la informaci�n. Para terminar le digo que como trabajo de campo los alumnos muchas veces, cuando habl�bamos de su sexualidad, sobre todo en la adolescencia, aparec�a el tema de la prostituci�n, y los chicos eran muy rigurosos con las prostitutas, entonces les hac�a leer Las Redondillas de Sor Juana In�s de la Cruz para que pudieran ver lo que ella sostiene en esa obra. En la �ltima etapa los chicos hac�an entrevistas con las prostitutas. Cinco a�os atr�s traje al aula a un travesti y a un homosexual (desde 1980, la Organizaci�n Mundial de la Salud, ha sacado como patolog�a la homosexualidad y es una opci�n sexual) y los alumnos primero hicieron toda la investigaci�n te�rica y luego le hicieron preguntas a los invitados. Ese fue el trabajo de campo hecho en el aula, dentro de la escuela, donde hay un control del docente y es un �mbito cient�fico, social, cultural, donde no estamos con la chabacaner�a ni estamos empleando t�rminos que no son los cient�ficos. Esta es una apretada s�ntesis de lo que hemos hecho en el polit�cnico durante 40 a�os. Muchas gracias. Despedida por nuestro Presidente Amigos vamos a ir cerrando nuestra reuni�n. Le agradecemos al Prof. Mario Romero su disertaci�n, nos habl� de la sexualidad desde lo cient�fico, donde participan los m�dicos sex�logos y psic�logos; desde lo social, donde juega un rol important�simo y fundamental la escuela; de las edades biol�gicas del hombre, iniciadas en la concepci�n; la invitaci�n al di�logo y participaci�n con sus padres, orientadores y especialistas. Mario te hacemos entrega de un certificado por tu paso por el Club, un presente y un libro de las Batallas del Gral. San Mart�n. Finalmente nos convoc� para el pr�ximo mi�rcoles 13 de abril, a las 12:30 hs..